Tras la primera y segunda entregas, aquí concluye la crónica.

El sol cae y las sombras del bosque se alargan por el campo, cubriéndolo lentamente. Avanzan con discreción y fatalidad, aunque nadie les presta atención. El equipo recoge el material y se dispone a marchar. Mañana, más.

Si quieres seguir leyendo, pulsa aquí.

Share →

Leave a Reply