El hombre, ser social por naturaleza, tiende a formar comunidades, a agruparse según determinadas señas de identidad. El cine del malestar no escapa a esta premisa y, aunque esté constituido por un grupo heterodoxo y cambiante, como todo colectivo tiene sus nombres destacados.
Si quieres seguir leyendo el artículo, pulsa aquí.

Tagged with →  
Share →

Leave a Reply