17-08-16

La semana pasada una noticia aparecida en Internet se convirtió en viral. No hay nada especial en ello: cada semana, cada día, aparece algo que capta la atención del público. Estamos deseosos de encontrar algo nuevo, cualquier cosa que nos sorprenda o nos haga reír. Y como nos gusta, queremos compartirla con nuestros amigos.

La mayor parte del tiempo hablamos de nimiedades (un cachorro que se cae, algún famoso haciendo muecas) que el mismo instante en que le damos al botón, las olvidamos, porque nuestra atención ya está puesta en asuntos más serios o simplemente en la próxima insensatez que vayamos a compartir.

Pero de tanto en tanto, sabiéndolo o sin saberlo, tocamos la fibra. A menudo del modo más inesperado, porque vivimos tiempos extraños en los que expresar sentimientos reales se interpreta como un signo de debilidad; mostrar que no somos perfectos o que no podemos vivir solos, no que no podemos hacerlo sin tener sueños… casi está prohibido.

Parece obligado demostrar que vivimos una vida perfecta, tal cual es.

Pero la verdad es que tenemos anhelos y preocupaciones, y necesitamos expresarlos y, a veces, esas noticias inesperadas nos ayudan a quitarnos las máscaras y mostrar que esa vieja llama aún arde en nuestro interior. En esta ocasión ha sido la carta de un niño que se ha postulado como candidato a un empleo en la NASA (¡y menudo curriculo presentó!)

Ésa es solo la mitad de la historia. La mejor parte es que Jim Green, director de Ciencia Planetaria, respondió a su carta, animándole a seguir con sus estudios. Al igual que hizo por teléfono Jonathan Rall, director de Investigación Planetaria de la NASA.

No es únicamente la ternura de la carta de este increíblemente joven Guardián de la Galaxia, sino la respuesta de estos hombres, profesionales serios tomándose muy en serio los sueños de este chico.

Porque todos queremos que este chico crezca creyendo que puede ser un miembro de la NASA. Porque queremos que dentro de unos años sea, si quiere, un miembro de la NASA. Porque todos hubiéramos querido escribir esa carta y recibido esa respuesta. Porque aún todos queremos.

Porque sabemos que los sueños se cumplen. Sólo tienes que ir tras ellos y atraparlos.

 

Si te ha gustado el post, por favor, compártelo. Si quieres saber más sobre el proyecto visita https://www.spacenation.org y sigue la conversación en https://twitter.com/space_citizens (ENG) y https://twitter.com/gentespacial (ESP)

 

Imagen: Correspondencia cruzada entre la NASA y el entusiasta del espacio Jack Davis, estudiante de cuarto grado de New Jersey. Créditos: NASA https://www.nasa.gov/feature/planetary-protection-excites-space-fans-of-all-ages

No hay intención de infringir la propiedad intelectual de la imagen.

Share →

Leave a Reply