17-09-13

Titulé mi último post “Nuevos Negocios, Nuevos Sistemas, Nuevas Historias”. Debido a la necesidad de ser breve, no hablé de otra cuestión importante relacionada con este cambio de paradigma, este nuevo ecosistema que emerge como una forma diferente de entender el mundo y hacer negocios. Sintiendo que es un punto importante, me gustaría escribir un poco más sobre él. (Y por suerte no necesito buscar ejemplos muy lejanos). Estoy hablando del concepto de “win-win”.

Aunque no es nada nuevo y su definición es fácilmente comprensible, parece más difícil de poner en práctica. Y la gran dificultad es que aquí tenemos que lidiar con un problema realmente nuevo: algo a lo que, como especie, nunca nos habíamos enfrentado.

La evolución es un concepto aplicado a muchos campos diferentes). La evolución biológica (en términos humanos) es un proceso muy lento si lo comparamos con la social o la tecnológica. Visto así, básicamente, el homo sapiens no ha cambiado desde que nos pusimos de pie y empezamos a cazar, recolectar, crear estructuras sociales y ha asentarnos.

Pero, mientras que nuestro cuerpo (y el cerebro es tan solo una parte de él) no cambió, las sociedades sí lo hicieron. De todos modos, esos cambios llegaron lentamente, así que incluso las consecuencias de lo que ahora llamamos revoluciones (como la creación de la palabra impresa) tardaron siglos en llegar a (casi) todo el mundo. Sí, creamos herramientas y técnicas que nos ayudaron a explorar el mundo, pero este avance vino poco a poco. Por supuesto, podría parecer que se aceleró con el paso del tiempo, pero los cambios acontecidos podrían ser asumidos por cualquier persona a lo largo de su vida.

Durante los siglos pasados esto ha sido suficiente.

No fue hasta mediados del siglo XX, con la aparición de las primeras computadoras, que la evolución tecnológica se disparó, adoptando un crecimiento exponencial.

Así que mientras nuestros cuerpos no han cambiado, nuestro medio ambiente y la forma en que nos relacionamos con él se han vuelto completamente diferentes. El problema es que todas las cosas buenas que recibimos como especie y nos ayudaron no sólo a sobrevivir, sino a adaptarnos, se han convertido en algo pasado de moda. En otras palabras: nuestros cerebros todavía piensan en términos de escasez, mientras vivimos en una sociedad de abundancia. Y es por eso el concepto de “win-win” no tiene la relevancia que debiera.

Lo mismo ocurre con los negocios, las empresas y los gobiernos. Hay alimentos y suministros para toda la humanidad. (Un tema diferente es que debemos dejar de desperdiciarlos). Pero debemos entender que es innecesario guardar más de lo que necesitamos: con una distribución inteligente de nuestros recursos, hay suficiente para todos, siempre. Y del mismo modo que hablamos de alimentos, podríamos hablar de conocimiento: el conocimiento compartido acorta los procesos y mejora los resultados, para el bien común.

Las últimas noticias de esta semana fueron el acuerdo de colaboración firmado por la NASA y Space Nation. ¿Lo veis? Una start-up y una gran organización pueden unir fuerzas, ¿por qué no? Por supuesto que pueden, y lo han hecho. Porque todos (personas, organizaciones) resultan necesarios.

Parece obvio que debemos crear un nuevo marco mental que nos ayude a seguir adelante. ¿Quieres colaborar para lograrlo?

Si te ha gustado este artículo, por favor, compártelo. Si quieres saber más sobre nuestro proyecto, visita https://www.spacenation.org y sigue la conversación en https://twitter.com/space_citizens (ENG) y https://twitter.com/gentespacial (SPA). Y si tienes más preguntas, mándamelas: las responderé tan bien como sepa, o al menos abriré y contribuiré al debate.

Imágenes: imagen original extraída de https://techcrunch.com/2017/09/06/space-nation-will-tap-nasa-for-global-astronaut-training-program/?ncid=rss . Créditos: los propietarios de la imagen.

No hay intención de infringir la propiedad intelectual de la imagen

TAGS: Storytelling, Win-Win, Estado de ánimo, Co-Creación, Espacio, NASA, Space Nation, Space Citizens, Start-ups, sistemas de organización, Management, Liderazgo

 

Share →

Leave a Reply